Crucero Día 1: Embarque en Barcelona

Barcelona, Brisas del Mediterraneo, Pullmantur, Sovereign

Toca madrugar, porque el tren sale a las 8:30. Ya todos preparados, conseguimos salir a las 7 de casa y a las 7:30 estamos ya en Puerta de Atocha. Los niños aun no saben que nos vamos de crucero, siguen pensando que nos vamos a Italia en avión, pero que vamos a Barcelona a coger el avión porque nos salía más barato

En vista de que el tren no sale hasta dentro de una hora, aprovechamos para coger unos donuts y unos cafés en un Dunkin Donuts que hay enfrente de la estación, y desayunamos tranquilamente en el Jardín Tropical dentro de la estación de Atocha.

Cuando queda media hora para la salida del tren, y con los billetes de AVE en el teléfono, subimos a la primera planta para acceder a nuestro tren. Para hacer el viaje más entretenido, llevamos unas películas para ir viendo en las tablets, y evitar aquello de ¿queda mucho?. Afortunadamente, el madrugón ha sido importante y casi todos nos quedamos dormidos en breve. Y casi tres horas más tarde, nos bajamos en la estación de Barcelona Sants. Cogemos un taxi para llegar lo antes posible al puerto, y 10 minutos más tarde (y con 20 euros menos en el bolsillo), ya estamos en el Terminal B del Muelle Adossat de Barcelona.

Ya en el puerto

Allí nos espera nuestro barco, el Sovereign, pero antes tenemos que pasar por todo el papeleo del embarque. Primero, a dejar las maletas, ya etiquetadas, cosa que hacemos rápido, porque la cola avanza sin parar. Y sin peso nos dirigimos a la zona de check-in de pasajeros.

Hay al menos 8 mostradores exclusivos para los pasajeros que tienen hecho el check-in online, pero tan solo aproximadamente un 15% de las personas que había en la zona de check-in lo teníamos hecho. En el resto de mostradores, los del check-in normal, por lo que más tarde pudimos saber, los pasajeros llegaron a esperar hasta dos horas y media.

Nada más entrar, nos dan unos formularios para apuntar a los niños al Guppy Club, y además unos papeles de control de enfermedades. Los rellenamos y nos dirigimos a la cola para los mostradores del check-in online. En poco más de veinte minutos estamos en el mostrador, donde entregamos los pasaportes, la documentación de check-in, la tarjeta de crédito para las propinas y gastos en el barco, nos hacen las fotos de embarque (un poco cutres, delante de una lona con una foto del Sovereign), y subimos al barco.

Por fin en el Sovereign

Nos dimos una vuelta rápida por el barco, muy rápida, y enseguida nos dirigimos al Restaurante El Duero, en donde antes de la una ya estabamos comiendo. Del buffet, poca cosa que destacar, carnes, pescados, tortilla, pasta, fruta…  A las dos ya habíamos terminado, y como no hemos sido previsores y no hemos llevado los bañadores en una mochila, nos toca esperar a que suban nuestras maletas, que podemos ver en uno de los trenes de transporte de maletas desde arriba.   

Restaurante El Duero
Restaurante El Duero

Como el camarote no va a estar listo hasta las tres de la tarde, y tenemos el estómago lleno, decididos dar una vuelta, esta vez sin prisa, para ir conociendo el hotel donde vamos a pasar los próximos 7 días. Estando en popa vimos que teníamos el Queen Elizabeth, uno de los barcos más grandes y lujosos del mundo, Y un poco más tarde, en proa teníamos el Disney Magic, uno de los barcos más mágicos del mundo.

Nuestro camarote

Por fin llegan las tres de la tarde, y podemos ir a nuestro camarote. Un poco pequeño, pero suficiente para poder dejar las maletas y dormir los cuatro. No pensabamos pasar mucho tiempo allí dentro. Y al abrir las cortinas, una agradable sorpresa. Pese a que habíamos escogido un camarote con vista obstruida, estaba justo entre dos de las lanchas salvavidas, así que teníamos una visión del 100%, sin que nada nos obstruyese el panorama.

Nos cambiamos, nos vamos a la piscina, y empezamos a aprovecharnos de nuestro Todo Incluido Plus. Además, aun no hay demasiada gente a bordo, así que tenemos la piscina casi para nosotros. Desde la piscina vemos partir al Queen Elizabeth. A las cinco de la tarde toca el simulacro, así que vamos de nuevo al camarote para coger los chalecos salvavidas, en donde además habían dejado uno de tamaño mini para el más pequeño. En el simulacro, obligatorio para todos los pasajeros, nos explican el funcionamiento de los chalecos salvavidas y del método de embarque en las lanchas en caso de emergencia.

El simulacro dura hasta las cinco y media, y al finalizar vamos de nuevo al camarote para dejar los chalecos. Pero antes, vemos partir al Disney Magic. A las seis y poco reunión en el Salón Rendez-Vous para informarnos de todos los detalles del Guppy Club y para dar las inscripciones que habíamos rellenado previamente, cuando aún estábamos en tierra. Allí conocemos a Joao, responsable del club Guppy, y con quien los niños se lo pasan genial. 

Disney Magic en el puerto de Barcelona
Disney Magic en el puerto de Barcelona

Salimos de Barcelona

Aunque la hora prevista de partida del barco eran las seis de la tarde, hasta la siete menos cuarto no lo hacemos. Nos vamos a proa para despedir a Barcelona desde la primera fila. Una fiesta en la piscina celebra la salida del puerto de Barcelona, y mientras tanto, en proa hace un frío de narices. Aprovechamos todo lo que podemos la piscina, y como tenemos el primer turno de cena, a las siete y media, nos vamos al camarote a una ducha rápida y a cambiarnos, y nos dirigimos al Restaurante El Duero, donde conocemos a las otras familias con las que cenaríamos el resto de noches, y con las que acabamos juntos yendo a todas partes.

Nos han invitado al Guppy Club despues de cenar, para conocerlo. Allí pasamos unos pocos minutos, pero nos retiramos pronto, estamos todos muy cansados, y habrá tiempo para muchas cosas. Ya hemos dejador Barcelona atrás, y nos dirigimos a nuestro primer destino, Olbia. Pero por delante nos queda primero un día completo de navegación. 

Saliendo del puerto de Barcelona
Saliendo del puerto de Barcelona

  • También puedes ver todas las fotos del crucero Brisas del Mediterráneo en este álbum de flickr
  • Te puedes descargar el Diario de a Bordo del primer día del crucero Brisas del Mediterráneo en el siguiente enlace:  Diario de a bordo día 1 (16,45 MB)
  • También te puedes descargar el Diario de Actividades del Guppy Club en el siguiente enlace:  Club Guppy  (20,79 MB)

Antonio

Informático por profesión, fotógrafo por afición, viajero por pasión. Siempre que podemos, nos escapamos los cuatro a descubrir nuevos lugares, o a redescubrir otros que ya conocemos.

También te podría gustar...

6 Respuestas

  1. Isabel dice:

    Buenos dias Antonio, una ultima pregunta y prometo no molestar más: nosotros hemos elegido el primer turno del restaurante ( no sé si bien o mal) y quisiera saber en caso de que algún día queramos cenar mas tarde, hay bufets disponibles si queremos cenar mas tarde o están cerrados en la hora de la cena y solo abiertos durante el día? Muchas gracias, es nuestro primer crucero y no hacemos ni idea.

    • Antonio dice:

      Los buffets siguen abiertos durante la cena, así que si una noche quieres cenar más tarde, puedes hacerlo sin problemas.

      De todas maneras, confírmalo al llegar al barco, no sea que hayan cambiado los horarios de los restaurantes.

      Que disfrutes mucho de tu viaje.

  2. Isabel dice:

    Buenos dias Antonio, soy de nuevo Isabel. Queria preguntarle si se acuerda hasta que hora se podía quedar en la piscina del barco, ya que llamando a Pullmantur no saben contestar. Pregunto esto por el tema de los turnos de cena. Que no sabemos cual coger. Uno parece muy temprano y el otro parece muy tarde, dado que casi todos los dias habrá que madrugar. Y también si se acuerda a que hora llegaban al barco los dias de excursión. Muchas gracias

    • Antonio dice:

      Hola de nuevo, Isabel.

      No, no recuerdo a qué hora cerraba la piscina del barco. Pudiera ser hacia las 10 de la noche. Bueno, cerrar no cierra, porque es piscina abierta. Pero lo cierto es que al estar en la cubierta superior, dependiendo de la época del año no apetece bañarse por la noche.

      No todas las excursiones vuelven a la misma hora. En función de la ciudad y excursión elegida (hay varias posibles excursiones en cada ciudad) vuelven a una hora u otra, mañana o tarde. Incluso varía en función del tráfico.

  3. Isabel dice:

    Hola Antonio, una preguntita en el barco el alta mar hace frio? Y de noche?
    Gracias
    Un saludo

    • Antonio dice:

      No, en alta mar no hace frio, al menos en Septiembre. En los camarotes se está perfectamente durante la noche. Pero sí que para dar una vuelta por cubierta después de cenar es recomendable llevar algo, tampoco hace falta que sea grueso, una chaqueta fina es suficiente. Yo no la necesité, pero si había gente que la llevaba puesta. Ya sabes que lo de la sensación de frio/calor es algo muy personal y que no todos tenemos la misma sensación

Puedes dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: